Me compre un paquete de Lincoln y no me vino el sticker de Angry Birds.

Que feos que son los domingos, desde que me levante hace tres horas me quiero volver a acostar y que el día pase rápido, lo intente pero dormí tanto a la mañana que no  me puedo volver a dormir. 
Estar peleada con mi hermano es bastante gede, por que en donde estoy esta y siempre queriendo llamar la atención, hablando gritando y haciéndose ver, me pone incomoda la situación de no hablarle, pero estoy enojada. 

Mi papa duerme y los demás integrantes de la casa salieron, yo no quise acompañarlos, cuando escuche que cerraron la puerta, salí de la cama me hice un café y me compre unas galletitas, triste estoy por que no me vino el sticker y como una nena de 10 anos estaba coleccionándolos pegándolos en las tazas de mi casa. 
En fin, hace mucho que no tenia un domingo depresivo como este. 
Aguante comer. 





Ayer me compre dos cactus y son hermosos! 

4 comentarios:

Ceci García Moyano dijo...

Suelen flotar aires dominguicidas en el aire, a mí me pasa siempre. No importa lo que haga, pero los domingos a la tarde-noche me deprimo.
Creo que es bastante normal, todos adiamos la angustia del domingo.
Un abrazo grande Mica, nos leemos!

Lucia A. Pourtier dijo...

Bueno, no siempre los domingos son buenos, a veces tocan malos! Un beso cielo! Ya te sigo, sígueme por favor!

Camila dijo...

Vos lo dijiste, y un café nunca viene mal a eso de las seis de la tarde cuando todo es un suicidio.
Arreglate con tu hermano que debe ser una boludez, no peleen che jajaja. Ayer me pasó igual que a vos y tenía una especie de angustia a eso de las nueve de la noche, sin motivo aparente. El domingo se pasa de asqueroso... por lo menos en los nueve meses escolares.
Beso.

beeeeeeeel ♡ dijo...

¡Hola! Es la primera vez que veo tu blog y me ha gustado mucho, los post son geniales.
Te dejo el mío para que te pases y, si te gusta, seguirme: http://www.besuntanned.blogspot.com

Hago followback!
Nos leemos!